Gowex o la era del vacío

En su célebre La era del vacío, el profesor Gilles Lipovetsky dibujaba el advenimiento de una nueva sociedad caracterizada por la disolución de lo público, de las grandes organizaciones colectivas, en beneficio de un individualismo asentado en el hedonismo, la superficialidad y el narcisismo. Las magnas obras humanas perdían importancia frente a las obritas de algunos hombres en lo que se dio en llamar la sociedad posmoderna. “La autoconciencia – afirmaba Lipovetsky- ha sustituido a la conciencia de clase, la conciencia narcisita sustituye la conciencia política”. 

El suceso Gowex constituye un ejemplo paradigmático de la era del vacío de la que hablaba Lipovetsky. Una empresa de éxito en el ámbito de los servicios wifi, que había recibido financiación pública e incluso algún reconocimiento por parte del Gobierno, que se desmorona de un día para otro después de que su máximo responsable admitiera la falsedad de las cuentas durante los últimos cuatro años. Un imperio montado sobre números poco claros que se estrella sobre el mismo suelo enmoquetado que facilitó su encumbramiento, arrastrando al tiempo a miles de inversores.

Lamentablemente para muchos honrados profesionales, los términos“emprendedor” (o, como prefieren los más cursis,”entrepreneur”), “star up”, o “CEO” se están asociando últimamente con la liturgia de esa era del vacío, del individualismo salvaje que basa el triunfo personal en la herencia material, y arrincona las grandes obras humanas construidas desde la cultura del esfuerzo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s